martes, 7 de julio de 2015

CRUCEROS DE MIAMI A CUBA

Cruceros.
Cruceros 

La compañía de Cruceros Carnival Cruise planea comenzar tours en cruceros desde Miami a Cuba y ya ha recibido la licencia de la Oficina del Tesoro y Comercio de Washington, USA para realizar esta travesía. Pudiera ser la primera empresa en realizar estos viajes tras 50 años de no contacto con la Isla Caribeña.

Los viajes que han sido autorizados; serán considerados como encuentros de intercambios culturales y religiosos entre los dos países de Cuba y Estados Unidos y no cuenta con el permiso del Gobierno de la Isla Caribeña para establecer el acceso de cubanos en estos viajes ya que existe una prohibición del Estado Comunista de Cuba, impidiendo a los nacionales el arribo a la Isla por vía marítima. También se ha conocido hoy; que el veterano gobierno de Cuba expresó que <No existen condiciones apropiadas creadas en la Isla para recibir esa demanda de Cruceros a Cuba>

La compañía Carnival Cruise está lista para esta campaña, y ha estado vendiendo los pasajes para realizar los viajes a partir del mes de mayo de 2016, en embarcaciones de 730 pasajeros, pero no contemplarán casinos como el resto de los Cruceros que presentan estos servicios entre sus atracciones . 
Los inversionistas norteamericanos están urgiendo al gobierno cubano a hacer reformas para la contratación de los empleados cubanos por parte de las compañias privadas extranjeras con independencia, y no bajo el control mediador del gobierno de Cuba como se ha hecho hasta nuestros días, en estas aparentes convenciones con inversionistas de otros países. También existe la intervención del embargo estadounidense que limita el contacto no solo contractual de la empleomanía, sino empresarial.

Interesante noticia que por más de medio siglo ha estado vedada para las personas de Cuba, también para el pueblo norteamericano, sin autorización aún, integramente; para viajar a la Isla caribeña.

Si de algo no nos debemos asombrar nunca es del cambio. Porque en el cambio está el éxito..
Muchas Gracias por acceder a esta nota.
Marta Peña