sábado, 4 de julio de 2015

La Gran Via Habanera1950 VS Vicky Bakery MIami 2015

                                   "Volver la vista atrás es una cosa
                                         y marchar atrás es otra"
                                                                            Emerson.


Parece perdida en la distancia la famosa Dulcería Habanera "La Gran Vía" en la Cuba de la década de 1950, cuando el sistema que repartió igualitariamente la pobreza a partir de 1959 y que fue conocido como Revolución Cubana, aún no había invadido el pais con sus torpes programas aparentemente "proletarios" de los medios de producción en la Isla.

Y traigo a coalición este comentario porque "La Gran Vía"; negocio ubicado en el barrio de Santos Suarez, La Habana, fue una pastelería equipada con todo; de calidad suprema en servicios, mobiliario, atención a domicilio justo a tiempo y además con opciones para todos los presupuestos familiares. 
Sus dueños, tres hermanos de apellido García Mayedo, mantenían este negocio impecable por su limpieza, y calidad de sus productos; dulces de la tradición francesa y española, cakes coronados con frutas y crema de Chantilly. El recinto equipado con aire acondicionada y exhibición de sus exquisitos y auténticos productos en preciosas vidrieras; amén de la atenta empleomanía que se puede observar en la fotografia en blanco y negro, con un parque de vehículos para entregas a domicilio de impecable factura. 

En la Ciudad de la Habana de aquella época (repito antes del lejano año de 1959), era evidente el glamour, la elegancia, el buen vestir, las costumbres hidalgas y familiares, la economía nacional, cuya moneda tenia el mismo valor que el dolar estadounidense de la época, la bien pocesionada clase media; que en definitiva es quien irradia una sana economía en cualquier territorio; por su esfuerzo y laboriosidad de la pequeña y mediana empresa. Este sistema de producción fue prohibido en Cuba a raiz del Triunfo de la Guerrilla en 1959 y el estado "socialista" pasó a mal administrar todos los comercios hasta su depauperación y desaparición.

Pero ¿que relación puede tener con La gran Ciudad de Miami con la anterior historia de éxito? Se asemejan en la laboriosidad de todos los cubanos que fueron sacados de Cuba durante este largo gobierno "socialista"en la isla y de la fundacion hace 42 años de un un negocio similar que ha tenido una verdadera notoriedad; fundado en Miami en 1972 y que lleva el nombre de Vicky Bakery (Panaderia y dulceria Vicky).

Si bien los fundadores de Vicky Bakery en Miami proceden del centro de la Isla de Cuba, localidad de Cárdenas en la Ciudad de Matanzas. Allí el matrimonio Antonio y Galasia Cao se conocieron en una panaderia dulceria de gran renombre en la época llamada <La Vencedora>, él era panadero y ella cajera. 

El matrimonio Antonio y Galasia Cao salieron al exilio en 1968, y luego de pasar por varios trabajos, con sus ahorros pudieron comprar su primera pastelería que le llamaron Vicky Babery en Hialeah, Miami en 1972. Vicky Bakery distribuía pastelitos de guayaba con la misma receta de Cuba que no ha cambiado hasta nuestros días.
Hijos y nietos descendientes, han continuado con el negocio hasta poner en la actualidad 13 pastelerías en diferentes lugares de Miami con impulso de franquicias. Actualmente la expansión de Vicky Bakery Enterprise está reunificando su producción en un enorme local de 16000 pies cuadrados, desde donde se centraliza la producción. 

En cantidades industriales la receta sigue siendo la misma de hace 42 años , donde el abuelo Antonio Cao su fundador de 82 años, se encarga del control de calidad. "Hoy vendemos más pasteles de guayaba que todas las pastelerías juntas de Miami" aseguró el nieto Cao, quien nació viendo el negocio familiar.

Cuando se puede apreciar el éxito de cubanos emprendedores en la Ciudad de Miami, que sin lugar a dudas, tuvieron que huir del absurdo sistema de "capitalismo de estado" instituido en Cuba; quienes hemos nacido en Cuba, sentimos la nostalgia de la Tacita de Oro que fué y el triste tiradero que es hoy. Sin embargo tal como decía Emerson "Volver la vista atrás es una cosa  y marchar atrás es otra"; así que con pensamiento fecundo de energía positiva, de amor, esperanza y fe; les dejo este articulo con todo mi corazón; contando con la confianza de la recuperación de la Isla de Cuba como la Perla de las Antillas, galardón que antaño obstentó.

Gracias por acceder a mi blog.
Saludos.
Marta Peña.