jueves, 30 de julio de 2015

NOS VAMOS PARA EL NORTE. TERCERA PARTE

 "Las ideologías, los dogmas y los regímenes políticos; 
se desvanecen  en el tiempo.
    Las familias crecen, creando nuevos frutos,  
        que hacen perdurar  la especie humana"
Marta Peña.

Nos vamos para el Norte. Estatua de la Libertad . USA.

3- Éxodo masivo por el Puerto del Mariel

En  el  año 1979 (veinte  años  después  de haber dado inicio al gobierno de corte comunista en Cuba en 1959); la persona que era  llamada  (aún  se  le nombra de esa manera, aunque en el poder se encuentra su hermano) el Comandante en  Jefe de  la  Revolucion  Cubana  Fidel Castro Ruz; decidió que los  cubanos  que habían partido hacia los Estados Unidos podían regresar a visitar a sus familiares. No podrían regresar aquellos comprometidos con la política.
Muchos valientes cubanos regresaron una semana aproximadamente a visitar a su familia, y digo <valientes> por la incertidumbre de anacrónicas leyes cubanas que convertían en delito muchas cosas sencillas en otras partes del mundo. Por ejemplo la figura delictiva impuesta en Cuba y llamada <Salidas ilegales> que condenaban a prisión a los que tratando de huir de la isla, tomaban embarcaciones o balsas maltrechas, para intentar emigrar hacia los Estados Unidos

Entre aquellos cubanos <valientes> regresó mi tía, a visitar fundamentalmente a sus hermanos. Mi madre y el mas joven de los cuatro hermanos, residente en Santiago de Cuba al este de la Isla Caribeña. Como es obvio también a todos los sobrinos, sobrinas y otros familiares. En especial recuerdo con mucho cariño a la prima de mi madre y tía <Celia Marrupe> (EPD) que viajó desde la localidad de Bayamo (zona oriental de Cuba) a la Habana para verla.Una persona muy simpatica y cariñosa.
Este encuentro fue bastante impactante para todos, sobre todo para mi madre; viuda desde 1968 y encaminando sola a sus tres hijos en aquel complejo vendaval existencial. Recuerdo que cuando mi padre murió y su madre, sobrinas y sobrino con su mamá; se marcharon hacia el "Norte", mi madre acostumbraba a cerrar la casa y nos ibamos los cuatro para casa de mi tio (su hermano); el fin de semana en el barrio de Palatino, porque ella no queria quedarse alli decía que "sola" los primeros tiempos. Mi madre era maestra de Biología, una persona muy culta y suave en su trato.

Fue inolvidable la reunión después de 20 años de estos hermanos, lloraron mucho, pero también rieron y compartieron anecdotas, cuentos, e historias pasadas. Fuimos todos al cementerio a depositar flores al panteón familiar en el Cementerio de Colón en La Habana, Cuba, sobre todo por su hermano fallecido en 1973.

Los cubanos a pasar de todo; caracterizados por sus bromas, y sentido del humor le pusieron "Mariposas" a todas estas personas que regresaban, porque se habían ido como <Gusanos>; y de "traidores" que eran al partir; se convirtieron en "Traidolares". Todas estos chistes en voz baja como es natural, porque estaban prohibidos.

En abril de 1980 fue colisionado un autobús (gua-gua le dicen en Cuba) contra el portón de entrada de la sede de la embajada de Perú en la Habana, donde lamentablemente falleció el custodio cubano de la Sede, se dice porque se auto-disparó accidentalmente en aquel complicado entuerto.El Gobierno como es natural aseguro que fueron los "fascinerosos" que violentaron la verja para pedir asilo político los causantes del hecho.
Fidel Castro avisó a los representantes de la Embajada Peruana, que deberían devolver a los cubanos que pedían asilo, de lo contrario el Gobierno de Cuba eliminaría la vigilancia de la sede. Perú no devolvió a los asilados , así que fue retirada la guardia de allí y en pocas horas, más de 10,000 cubanos invadieron el recinto. 

Embajada del Perú. La Habana 1980.Cuba
(Imagen: unabrevehistoria.com)

A raíz de este suceso nuevamente el gobernante Castro (ya lo habia hecho en 1965) manifestó su deseo de que los exiliados fueran a buscar a sus familiares en embarcaciones desde la Florida, Estados Unidos e inmediatamente empezó el arribo de las mismas por el Puerto del Mariel en la provincia de La Habana, Cuba.

Embarcaciones de Miami abril 1980 La Habana .Cuba.
(Imagen: penultimosdias.com)

El esposo de mi tia (mi tio politíco y padrino) fue en su yate supuestamente a buscar toda la familia, pero el gobierno decidió montar en cada embarcación de exiliado, personas mezcladas de la población que "ellos les llamaban escoria de la sociedad". De ahi que solo pudo llevar a su hermana y al esposo y 19 personas desconocidas que le montaron en el barco.
Las autoridades convocaron a marchas de repudio contra los emigrantes y se urgió a realizar ACTOS DE REPUDIO en sus casas, donde lo más adyecto y aberrante  que el miedo puede condicionar en el ser humano, se dio cita en aquella repugnante epopeya.
Este nuevo éxodo masivo condujo mas de 125 000 cubanos hacia los Estados Unidos.

En aquella época, mi primo pudo irse con la esposa y su niña pequeña todavia, pero a través de "La Madre Patria", o sea, primero tenían que vivir en España (del otro lado del mundo, en el Continente Europeo) y luego viajar a USA en el mejor de los casos despues de 1, 2, o 3 años, Este tipo de salida de Cuba, con destino final los Estados Unidos de América, le llamaban por un tercer pais.
Posteriormente viajaron a Miami a reunirse con su familia (sus hermanas, madre, hermano y otros parientes; (nuestra abuela ya había fallecido en 1972 y fue enterrada en el Cementerio de Cayo Hueso, Florida, Estados Unidos).

Mi primo, la esposa y la hija algún tiempo 
después en los Estados Unidos (señalados con flechas azules).
En la imagen aparecen mis tíos y otros familiares

La vida fisica ya sea de una manera u otra, continúa y los seres humanos nos aprestamos a cumplir nuestro sueños estemos donde estemos, bajo cualquier concepto, o quizás, por medio de las más entorpecidas maneras; pero lo que si representa una crueldad insoslayable es obligar a una población entera a desarrollar planes, experimentos políticos, o de otra indole; como si se trataran de simples marionetas en el tablado del tiempo.

Muchas Gracias por acceder a mi relato que CONTINUARÁ...
Pulse aqui para acceder a NOS VAMOS PARA EL NORTE CUARTA PARTE
Con mucho afecto.
Marta Peña.