martes, 6 de octubre de 2015

OLGA GUILLOT EN MIAMI

Olga Guillot

Olga María Guillot (La reina del Bolero) nació en Santiago de Cuba el 9 de Octubre de 1922 y murió en Miami el 12 de Julio de 2010. Artista cubana que se hizo famosa en Las Américas y el mundo con la interpretación de boleros como "Mienteme""La gloria eres tu""Tu me acostumbraste", y otros.
Obtuvo en su estelar carrera artística 20 discos de Oro, 10 de Platino y 1 de Diamante. Así como un grammy Latino por su trayectoria en el 2007.
Incursionó como actriz en el cine en 16 películas, así mismo, condujo por muchos años su propio show televisivo <El show de Olga Guillot>

Cantó junto a al gran artista norteamericano Frank Sinatra y una de las cantantes francesas más celebres del siglo XX, la reconocida Edith Piaf. 
En la década de 1960, específicamente en el mes de febrero de 1961; partió de Cuba tras la imposición del gobierno de corte comunista en la Isla Caribeña, implantado hasta nuestros días. Vivió en Venezuela, México y Miami; ciudad donde permaneció hasta su muerte a los 87 años

Frank Sinatra
Entre muchos grandes artistas y medios que ofrecieron su opinión de esta estelar artista cubana, se encuentra, quien fuera también exiliado en Miami en 1960, además de prolifero escritor, actor, comediante y periodista cubano Rosendo Rosell (ya fallecido), que expresó en su libro <Vida y Milagros de la Farándula en Cuba> enmarcándola junto a ELena Cueto;como <dos espectaculares y extraordinarias artistas cubanas>.
Así mismo Guillermo Alvarez Guedes quien trabajo con ella y Beny More en el cabaret (ya desaparecido) Montmartre de La Habana; expresó <Olga era todo música>
Entre otras muchas glorias de esta también patriótica artista cubana; vale destacar que fue la primera cantante latina en actuar en al Carnigie Hall de New York.

Son muchos los artistas cubanos de gran valor que se exiliaron en aquella época gris de la República de Cuba y que inexplicablemente perdura el mismo gobierno aún hasta nuestros días. Sin embargo el arte que ofrecieron, la celebridad de sus interpretaciones, la estelaridad de sus presentaciones, la bondad que les animó, la cubanía que les distinguió;no pueden ser borradas ni por el tiempo, ni menos por intransigentes disposiciones absurdas que prohibieron su difusión en Cuba después de su partida; porque su aporte al Arte Universal persistirá siempre.

Gracias por acceder a mi articulo queridos amigos y amigas
Marta Peña