lunes, 29 de mayo de 2017

DIA INTERNACIONAL DEL ARBOL: 30 DE MAYO

DIA INTERNACIONAL DEL ARBOL: 30 DE MAYO

El Día Internacional de los Bosques, el Día Mundial del Árbol y también llamado anteriormente el Día Forestal Mundial fue inicialmente una recomendación del Congreso Forestal Mundial que se celebró en Roma en 1969. Esta recomendación fue aceptada por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 1971. El día elegido fue el 21 de marzo que coincide con la entrada de la primavera en el Hemisferio Boreal y con la del otoño en el Austral



La primera vez que se celebró la fiesta del árbol en el mundo fue en el año 1805 en la pequeña localidad extremeña de Villanueva de la Sierra (Cáceres), una iniciativa promovida por el párroco del lugar Ramón Vacas Rojo, con el apoyo entusiasta de toda la población. Su celebración anual tiene lugar cada 26 de febrero. Esta celebración y el estudio de los orígenes de la misma renacieron a principio de los años ochenta gracias a la labor de las maestras/os del pueblo que promovieron la creación de un parque dedicado al árbol y realizaron distintos proyectos para conseguir que esta tradición no cayera en el olvido inculcando en los más jóvenes un sentimiento de orgullo y pertenencia hacia esta fiesta. En diciembre de 2016 ha sido declarado Bien de Interés Cultural inmaterial.
El 30 de abril de 1899 se celebró en el Parque de Barcelona la primera Fiesta del Árbol organizada por la Sociedad Amigos de la Fiesta del Árbol (Societat Amics de la Festa de l'Arbre), fundada por el ingeniero de montes Rafael Puig i Valls, precursor de la defensa del medio natural en Cataluña. Esta sociedad creó una publicación, Crónica de la Fiesta del Árbol, que recogía las crónicas de todas las fiestas del árbol que se celebraban durante el año. La primera publicación del año 1900 ya recoge la referencia de una veintena de municipios Catalanes que celebraron la fiesta. Con esta celebración se quería difundir la importancia de los árboles como reguladores del ciclo del agua, protectores contra la erosión, y moduladores del paisaje. A la fiesta asistieron 1500 niños y niñas, y se plantaron 400 pinos. El discurso de Rafael Puig incidió en la necesidad de fomentar la riqueza forestal. También intervino el alcalde Dr Robert que alabó el carácter de utilidad y regeneración representado en esa fiesta.
El 5 de enero de 1915 se instauró en todo el territorio Español la Fiesta del Árbol, mediante Real Orden del Ministerio de la Gobernación, y una Real Orden del Ministerio de Fomento, obligando a cada ayuntamiento a fijar el día de celebración mediante sesión ordinaria del pleno municipal.


Un saludo a todos.
Marta Peña